DE REYES Y BASTARDOS (RESEÑA) - Momentos para discrepar

Lo último:

Anuncios adaptables aquí (0)

Anuncios adaptables aquí (1)

sábado, 29 de octubre de 2022

DE REYES Y BASTARDOS (RESEÑA)

 



 

Reconozco considerarme lector de una época ya pasada; que las obras que suelo admirar se corresponden más con los autores de posguerra española, y su generación, que con los actuales. Lo que no me impide introducirme en la lectura habitual de las corrientes del momento; generalmente con el ánimo de conocer sus trabajos, sus técnicas literarias, y su profesional hacer.
Pero también es cierto que, al igual que tengo gran dificultad para calificar de mala alguna de las obras de la pasada generación —digamos, una de cada diez—, también lo tengo para calificar como buena alguna de las obras de la actual generación —digamos, también, una de cada diez, aunque en sentido contrario—. Y eso porque la mayoría tan solo me resultan pasables, válidas para entretener un rato; pero poco más, nada que sobresalga de ellas, ningún aporte al hecho identificativo de conformar una nueva generación. Y esta opinión es totalmente independiente del éxito, o no, de ventas que tenga el autor.
Sin embargo, la obra que hoy pretendo reseñar; esta sí que ha causado en mí una honda impresión. Se trata de De reyes y bastardos, el primero de una trilogía centrada en el reinado de don Pedro I, el Cruel, o el Justiciero, según fue nombrado en sucesivas secuencias históricas al pairo de los oscuros vientos del interés. Escrita por Alfonso Solís, un escritor de gran valor, sin duda, para la generación actual.
Alfonso Solís nació en Madrid; es licenciado en psicología, y desarrolla su carrera profesional en el ámbito de los recursos humanos, operaciones y compras. Es un gran amante de la novela histórica, género al que ha aportado nueve títulos con diferentes temáticas: desde los imperios asirio y romano, hasta la historia española medieval.
De Alfonso también conocemos que comenzó a escribir allá por el año 2007, y que lo hizo por una cuestión de higiene mental: atrapado en la red del mundo laboral estresante, llegó a la literatura como si fuera una dosis de antidepresivo, pero en una forma de terapia mucho más natural.
Y así surgieron sus primeras obras. Después sobrevino un vacío de largos años, hasta que, en 2019, la llamada de las letras, volvió. Esta vez para crear una muy elaborada trilogía sobre el reinado de don Pedro I de Castilla, tan fiel y respetuosa con la historia que, hasta el propio Ayuntamiento de Montiel, allá donde acaeciera el magnicidio real, ha sabido honrar al autor nombrándole pregonero de sus fiestas de 2022.
Actualmente trabaja en otra novela de corte medieval que encuentra su lapso histórico entre los siglos XIV y XV de nuestra historia medieval.
De reyes y bastardos es, ante todo, una novela histórica escrita con un perfil de historia novelada. Lo que le otorga un complemento añadido de indudable valor: transmite lecciones de historia, tras cada página de la trama que ha tejido el autor.
Su prosa es limpia y cuidada, hasta elegante, podría decir; y el manejo de la ortografía absolutamente ejemplar. En resumen, y según mi opinión, estamos ante una excelente novela fruto de un autor de la nueva generación. Un golpe de suerte haber sabido elegir la lectura de esta obra en cuestión.
¿La novela tiene algún “pero”? ¿Algún hándicap que reseñar? Ninguno, en mi opinión; una obra que se puede y se debe recomendar, sin duda alguna. Y que así lo reconoce la propia opinión lectora, alcanzando una respuesta de más de trescientas reseñas en el complejo mundo de una gran editorial como Amazon.
Reconozco, eso sí, que no es una novela de aventuras al uso, sino una novela, cuyo pilar básico, como si fuera un personaje más de la trama, es la historia. Lo que podría limitar el potencial de público lector, pues es un trabajo de mejor perfil para esos lectores a los que les encanta la historia y que califican la obra por aquello que de conocimiento histórico les aporta, además de su entretenimiento lector. Aunque eso es algo que no parece que haya ocurrido en la realidad, a juzgar por su éxito de ventas. Lo que sin duda dice mucho sobre la actual calidad de los lectores que fijan en la novela histórica su centro de atención.
En definitiva, una aportación importante para el bagaje literario que, de un modo u otro, comienza a forjar esta nueva generación de escritores españoles. Enhorabuena, Alfonso Solís, por tan estupendo trabajo. Mi más sincera felicitación.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por comentar...

Anuncios adaptables aquí (2)